Máquinas de café, cerveza o refrescos que ¡lo regalan!

cerveza-maquina-amstel-589x392El mundo de las máquinas expendedoras nos sorprende cada día con propuestas más llamativas. Muchas de estas máquinas se han convertido en verdaderos reclamos publicitarios. Las tradicionales de refrescos, tabaco o chucherías que se activan al introducir una moneda y apretar un botón han quedado en un segundo plano. A los avances tecnológicos se ha unido la creatividad de las agencias de marketing. En Japón, el país del mundo con más máquinas de este tipo, no es extraño encontrar Máquina de balones de fútbolMáquina de langostasaquellas que dispensen corbatas, gusanos vivos para pescar, balones de fútbol, huevos frescos o pizzas recién hechas. Se trata de dar con la necesidad del potencial cliente en el momento. Algún creativo ha llegado a idear hasta una máquina donde probar suerte y en lugar de agarrar el tradicional peluche el premio es una langosta. Pero si esto te ha llamado la atención no te puedes perder las máquinas interactivas.

douweegbertsDouwe Egberts instaló una máquina expendedora de café en el aeropuerto O. R. Tambo de Johannesburgo (Sudáfrica). Su peculiaridad es que no se activaba con monedas sino que funcionaba con bostezos. Gracias a un software de reconocimiento facial la máquina identificaba quién bostezaba cuando estaba delante de ella y le servía gratuitamente un café.

7UP7UP también probó a regalar sus productos. En su caso eligió Argentina para instalar un gran bloque de hielo con forma de máquina expendedora que se derretía lentamente y en cuyo interior introdujo latas. Para disfrutar gratuitamente de sus refrescos sólo había que tener paciencia y esperar a que el calor hiciera efecto.

redbullRedBull apostó por probar en un ascensor de un edificio de oficinas de Brasil. Allí instaló una máquina expendedora ante la sorpresa de todos los usuarios. En función de la hora del día y del piso al que se dirigían no sólo emitía un mensaje diferente sino que les regalaba la bebida correspondiente para darles energía.

amstel máquinaAmstel regaló cerveza a cambio de tres minutos de paciencia. Instaló su máquina en Bulgaria e invitaba a los viandantes a tomarse un respiro en el ajetreo diario para conseguir gratuitamente una lata. El único requisito era estar quieto durante 180 segundos. Un sensor de movimiento instalado en la máquina vigila si te quedas quieto delante de ella y ¡zas! Premio.

 

Cualquier día nos animamos a probar en La Botica Indiana a sorprenderos con algo así…

 

Related posts:

Share
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cafés, Cervezas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>